Seré clara. Quentin Gas & Los Zíngaros ya se erigen como lo mejor de 2017. Y no porque lo digan ellos, que no es el caso. Tampoco porque sólo lo diga yo. En Sevilla, de momento, también hablan otros. CARAVANA sale en plena cuesta de enero y las críticas comienzan a caer por su propio peso. Sin olvidar el primer single  —también llamado “Caravana”—, que se estrenaba el pasado 19 de octubre en medios como Hoy empieza todo (de Radio 3) y Mondosonoro (aquí se publicaba su videoclip, grabado en La Mina por Películas Malasangre), el 15 de diciembre aterrizaba en las redes el segundo sencillo. “Deserto Rosso” viene acompañado de la voz de Niño de Elche y es la prueba de un éxito inminente y mucho talento sobre la mesa. La crítica general cubre el pistoletazo de salida con comentarios que auguran un presente prometedor.  Pero ya os digo yo que la pluma pesa más que la espada. Que el talento no se compra, se tiene. Y cuando es así, el cuento va para largo. Así que voy más allá.  Porque del presente es fácil hablar, lo atrevido es referirse al porvenir. Un futuro que yo  —ya— siento exitoso. Hablo con Quentin Gas por tercera vez en entrevista y estamos en Sevilla, la nuestra, pero la tarde no espera. Nunca olvidaré la primera vez que me habló de su música. Ahora, repetimos experiencia.

La nueva travesía es de alta calidad y cuenta con grandes colaboraciones. Niño de Elche, Tony Picante (batería de The Milkyway Express), y Andrés Herrera, alias Pájaro, son los nombres elegidos. Cuánto virtuosismo concentrado. Me gustan las personas que evitan lo mediocre y no dudan en la elección. «Niño de Elche, mi querido Paco Contreras, es hoy el artista más revolucionario de nuestro país. Actualmente, él es ese genio que nace sólo cada cierto tiempo. Cuando escribí “Deserto Rosso”, era como componer para Paco. Lo vi claro. Sólo él podía cantarla. Me puse en contacto. Sólo diez minutos de conversación en el Monkey Week 2015 fueron suficientes para recibir esa energía positiva que siempre me transmite. Me dijo que sí (reconozco que nunca lo dudé). Después, en el estudio —mientras grabábamos— pude comprobar por qué es él el que todos resaltan; tiene un don de garganta, captó mi idea enseguida y aportó las suyas propias. Creo que esa es la definición más pura de un gran artista».

«Tony Picante, batería de The Milkyway Express y gran amigo mío, ha aportado lo esencial para que este disco sea lo que es. Sin él, este trabajo no hubiera sido lo mismo. Ha compuesto y producido una parte importante: ¡nada menos que cuatro temas!, sin los cuales no se entendería el concepto. Porque CARAVANA es un disco conceptual, cuenta el éxodo de una tribu de Punjab (Norte de la India). Muchas teorías afirman que de ella venimos los gitanos. Desde allí, fueron recorriendo zonas del mundo —como el antiguo Imperio Persa, Turquía, Egipto, Norte de África, hasta llegar a la Península Ibérica. Tony ha plasmado la música autóctona de cada zona por medio de melodías e instrumentos (maneja sitares, laúd, saz turco, percusiones). Ha conseguido explicar a la perfección la similitud que puede tener un gitano de Lebrija con un hindú o con un tingitano (de Tánger). Su colaboración  me lleva a mis raíces, a las del gitano. Tampoco olvidar la magnífica colaboración que ha tenido en esta parte del disco Juanlu Lázaro. Y qué decir de Andrés Herrera, alias Pájaro, uno de los mejores guitarristas españoles, con personalidad y talento, buena gente y mejor persona. Me apeteció que estuviera en este disco. “Caravana” viene de una canción flamenca, que no es mía, la cantaba La Perrata, la madre de El Lebrijano: dice “ya se van los gitanos por los caminos”. Esta letra me sirvió para darle forma al concepto general del disco. Mi hermana Carmen Vargas me regala su voz en esa canción. Pero me doy cuenta de que falta algo. El tema había quedado flamenco, pero también muy western. Falta Pájaro en esa canción. Y así lo hicimos. Contactamos con Andrés, presencia que nos ha regalado un acabado maravilloso. Ha quedado muy él. Esa guitarra western rock deja el tema completo. Sublime».

Quentin Gas & Los Zíngaros02

Tanta experimentación provoca paladares exigentes. Sevilla crece tranquila, pero crece. Vivimos años de encontrar grupos nuevos con cada click. Los nuevos creadores andan con pies de plomo. Intentar hacer las cosas, si no bien, creíbles se ha convertido en una de las máximas actuales. Quentin Gas & Los Zíngaros se concentran en perfilar el producto al milímetro. Y eso es un buen comienzo. Pero será ahora cuando tengan que mimarlo más que nunca. Toca defenderlo sobre los escenarios de media España, una tarea de profesionales.  El grupo sevillano define su nueva línea como rock flamenco psicodélico y rompe con lo que —quizás— se esperaba de la banda si atendemos a su primer largo, Big Sur, que todavía cuenta con buenos simpatizantes y con amantes de la huella que el primogénito ha dejado en la escena sevillana. «La nueva línea musical se diferencia de la primera etapa en la fuerza que, después del cambio, tenemos como banda. También en melodías, arreglos y letras psicodélicas. Antes, sólo éramos Jorge Mesa —a la batería— y yo. Ahora, con José Vaquerizo a los teclados y Tera Bada al bajo, crece la fuerza de las canciones. Al ser una banda, escribo canciones diferentes a las de Big Sur y, por tanto,  los arreglos y la actitud sobre el escenario también cambian. Es un cambio a mejor. Era lógico y necesario. Eso sí, la experimentación con el flamenco no cambia, sigue ahí. Incluso ha ido a más. Nuestra nueva etiqueta es rock flamenco psicodélico».

Es definitivo: el grupo cierra una etapa y emprende otra. Con un salto mortal revolucionan el patio y toman nuevas veredas sin robarle el bocadillo a nadie. La Historia continúa.  Seleccionados por AIE (Artistas En Ruta), Quentin Gas & Los Zíngaros comienzan una gira que arrancará el próximo 20 de enero en su ciudad natal, Sevilla. De nuevo será en la curtida Fun Club donde se celebre el banquete. Pasaremos calor —como cuando la sala vivía sus mejores años—, subida de temperatura como símbolo de que ahí dentro se cocerá lo bueno. Estrenan en casa, la ciudad que tanto les da. «Cuando llamé a Jose Gallardo —nuestro manager— para decirle que nos habían seleccionado para AIE, fue una alegría enorme, algo parecido a que nos toque la lotería (risas). Nos va a permitir tocar en sitios a los que —quizás— no hubiésemos podido acceder sin ayuda. Barcelona, Valencia, Madrid, Toledo, Córdoba, Málaga son algunas de las ciudades donde pararemos. También estamos confirmados en dos festivales, el 19 de mayo tocaremos en el Tomavistas (Madrid), con bandas como Temples, Lori Meyers, Suuns, LA, y el 20 de mayo lo haremos en Interestelar (Sevilla), con bandas como Fangoria, La Habitación Roja o Guadalupe Plata. Pero habrá mucho mas».

CARAVANA ha sido grabado por Fernando Zambruno en Pancake Analog Recording y masterizado por Mario G. Alberni en Kadifornia Mastering. «El disco está producido por mí, pero ni sería lo mismo ni tendría el mismo sentido sin la ayuda de mi técnico de grabación favorito, Fernando Zambruno (Maga, Los News, Midi Puro, etc.), un gran profesional que cuenta con una capacidad de entender, captar y plasmar todas tus ideas musicales sin límites. Es generoso, sabe escuchar y transmite seguridad. Con él, sabes siempre que todo va a ir bien. Llevo diez años trabajando con Fernando y el vínculo de amistad y profesionalidad es ya una realidad. CARAVANA no podría haber existido sin él. Después, para el mastering, hubo varias opciones, pero me llegaron buenísimas referencias a través de diferentes vías. Todas apuntaban a que dejara el ultimo proceso en manos de Mario G. Alberni (Enrique Morente, José Mercé, Bunbury, Standstill, etc.). Ha sido una de las mejores decisiones que he tomado en mi vida. Estuve en la sesión de mastering y vi cómo Mario puso  toda su magia en el disco. Durante horas, me enseñó cómo trabaja, sus secretos, y me contó anécdotas de su vida profesional, de cuando él era el capo de las grabaciones modernas del flamenco. Sin duda, de las mejores experiencias de mi vida».

CARAVANA ya da sus primeros pasos. La historia que tiene detrás, la que no se ve a primera vista pero se siente en el pecho, yo la he vivido. Un proceso que sabe de Arte más que yo de Música. Agradezco al equipo de profesionales, y a Quintín Vargas en especial, haberme dado la oportunidad de beber de algo tan puro. Buena y larga vida a su trabajo. OLRAI.

BandcampFacebook


Una entrevista de Nuria Sánchez para La Giralkilla #6
Fotos realizadas por la propia Nuria Sánchez.

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

¡A tope con las cookies!

Este sitio web utiliza cookies, creemos que las cookies hacen del mundo un lugar mejor, así que si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.+ info

ACEPTAR