Nace una marca con “Voluntad, Corazón y Cabeza”. VOCOCA artshirts camina libre y decidida. Nos reunimos Con Mikhael Muro Díez, uno de sus fundadores, para haceros testigos de la charla.

Es para contarlo. VOCOCA artshirts nace libre y diferente. Os preguntaréis por qué. La firma ha sido ideada por dos jóvenes creadores con Voluntad, Corazón y Cabeza, principios que incorporan a su modus operandi desde bien temprano. Un autógrafo que rompe las reglas. La “belleza en lo imperfecto” es una de sus máximas; algo insólito si analizamos los referentes de moda actuales, donde lo bello está encorsetado y lo normal declarado a boca llena. Con VOCOCA existe una alternativa en pleno crecimiento, es la cara de la moneda que anula cánones establecidos.  Mikhael Muro Díez y Manuel Jesús Gordillo son defensores de un producto, además, cien por cien orgánico que promueve, entre otras actitudes, el consumo ético y deshecha la compra por inercia, carente de ganas e ilusión como —único— modo de consumo, cuenta Mikhael. «La ropa nos define, nos anima y nos da seguridad. Sin embargo, resulta complicado dar con prendas que cumplan estos requisitos. Acabamos comprando por inercia, sin ganas ni ilusión».

VOCOCA artshirts

Ellos son los responsables de tanto valor de camiseta. Siete diseños (con setenta unidades de cada modelo) son el pistoletazo de salida de una marca transparente hasta decir basta. VOCOCA avanza en su intento de expansión a través de un proyecto con ganas de futuro pero con pies de presente. Como valores diferenciadores, una prenda elaborada con materiales ecológicos y reciclados, y la existencia de una etiqueta que, si sembramos, se hace planta, son el toque de atención, nos cuenta Mikhael cuando habla de la evolución de la marca hacia lo ecológico. «Sí trabajamos con lo ecológico, por qué no coger y con la compra de cada camiseta regalar una semilla que poder plantar, nos dijimos en su momento. Dimos con el papel semilla y listo».

La marca, desde su nacimiento, sufre una evolución positiva y son cada vez más los que conocen el significado de VOCOCA, desde la familia hasta ciudades con la que no guardan, en principio, ningún tipo de relación. «La evolución parte de la familia y los amigos que nos apoyaron. De aquí pasamos a los conocidos. Después,  a los amigos de amigos. Hasta que la evolución llega a otras ciudades. Al principio, la gente solía decirnos que le molaba lo que hacíamos. Algunos creían más y otros menos en lo que intentábamos sacar hacia delante, pero gracias a todos podemos seguir en esto. Somos conscientes de que estamos trabajando en un proyecto con vistas a introducir un producto en un mercado que está hipersaturado, pero estas circunstancias hacen que todo sea más divertido».

VOCOCA Artshirts

Llegan las primeras camisetas y, gracias a la rápida acogida por parte de los medios, se produce un giro en el ritmo de los acontecimientos. En la pasada Navidad comienzan a recibir pedidos, dice Mikhael.  «Pasa esto en Navidad, salimos en los medios, y nos empiezan a llegar pedidos. Ahí fue cuando dimos el salto a Valencia, Barcelona, Vitoria, Madrid y a Las Islas. A bastantes ciudades con las que no teníamos ningún vínculo familiar. Después de Navidad, ¿qué pasa?, que todo se queda parado. Decidimos descansar un poco porque habíamos estado muy saturados.. Ahora es el momento de arrancar de nuevo y seguir en el camino».

También se necesita valor para intentarlo. Meter la cabeza en el mercado, donde las marcas de camisetas más punteras ya tienen bien definido público y alcance, es de valientes. Pero lo cierto es que son muchos los valores añadidos que conviven con VOCOCA y que hacen de su caso algo singular. Ecológico, comercio justo y carácter humanitario son algunos de ellos. Lo que rodea a esta prenda atraviesa fronteras. Aunque sencillo es escribirlo, su convivencia con lo humanitario carece de simplezas, recuerda Mikhael. «Llegó mi experiencia con Proemaid, (una ONG sevillana dedicada al rescate en emergencias que desde 2015 ha estado en Grecia ayudando a los refugiados). Me fui con ellos y pude comprobar el drama que se vive allí. Somos un poco escépticos y desconfiamos en dar dinero a una causa humanitaria. La explicación es sencilla. Hemos escuchado tanta mierda y estamos tan ahogados dentro de tanta información, que confiar en qué hacen con nuestro dinero nos es difícil. Pensé que parte de los beneficios (un 10%) que generase VOCOCA podrían ir destinados a la ONG. Me vi ahí, entre toda la historia que les envuelve, trabajé con las personas a las que destinaría ese dinero y creé una vinculación directa. La misma vinculación que pretendemos que tengan las personas que compren una VOCOCA. Ahí fue cuando apareció la idea del llavero».

VOCOCA Artshirts

«Nos fuimos al cementerio de chalecos de Lesbos (sitio donde se acumulan cientos de miles de chalecos de refugiados que llegan a la zona), y grabamos un vídeo donde enseñamos la barca con la que haríamos los llaveros. Por la compra de cada camiseta un llavero. Para nosotros simboliza algo especial que la gente que compre una VOCOCA tenga un llavero hecho con un trozo de barca en la que refugiados cruzaron de Turquía a Grecia. Entendemos que esto se puede recibir de dos formas: desde el puro sensacionalismo o desde nuestra sencilla realidad. El que lo quiera ver como un acto bonito, lo hará. Parte de nuestro objetivo es que la venta nos reporte económicamente lo suficiente como para poder trabajar a nivel humanitario sin tener problemas de dinero.  Que sea algo cíclico. Lo empresarial visto desde el buen funcionamiento y no desde la mera lucración».

VOCOCA Artshirts

Podemos conseguir una VOCOCA por Internet a través de su página web, pero la idea de colocar camisetas en puntos de venta físicos no la descartan, incluso actualmente trabajan en ello, adelanta Mikhael. «Quisimos hacer uso de la red en un primer momento, así que comenzamos con la venta por Internet. Nos dimos cuenta de que lo que vendemos tiene un público muy amplio, de diversas edades, que se puede sentir atraído  por un diseño concreto o por los valores que envuelven a la marca, pero que parte de ese público  (los de avanzada edad) no compra en web. Vimos necesaria entonces la compra/venta tradicional, colocar nuestro producto en la tienda, hacerlo tangible. Nuestro objetivo actual es colocar las camisetas en tiendas que representen valores acordes a la marca. Estamos trabajando en ello. Tenemos dos tiendas en Sevilla que nos convencen. Queremos buscar puntos de ventas en Barcelona y en Madrid. Una vez hecho esto, y soñando un poco, el objetivo es  que la web tenga alcance en Francia, Inglaterra, EEUU y Alemania».

(Fotografías de Daniel Salvador, Fina García y Nuria Sánchez.)

Una entrevista de Nuria Sánchez La Giralkilla #9

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

¡A tope con las cookies!

Este sitio web utiliza cookies, creemos que las cookies hacen del mundo un lugar mejor, así que si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.+ info

ACEPTAR